Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Implantes dentales

Implantes Dentales
Implantes Dentales
Implantes Dentales
Implantes Dentales
Implantes Dentales

¿Qué son?

Los implantes dentales son una buena opción para la reposición de dientes perdidos o ausentes, así como para dar soporte a rehabilitaciones fijas o removibles.

Un implante dental es un tornillo de titanio, un material biocompatible, que se une al hueso de la mandíbula o del maxilar formando lo que será la nueva raíz del diente.

Antes de colocar un implante dental debemos conocer las dimensiones y altura del hueso en el que se alojará dicho implante. Es importante disponer de altura y anchura suficiente, para eso previamente haremos una radiografía panorámica que nos dará información precisa acerca del hueso disponible, permitiéndonos elegir el tamaño exacto del implante que necesitamos. Si no hay hueso suficiente para colocar el implante, con una cirugía de regeneración ósea podría resolver algunos casos.

Una vez elegido el implante adecuado procedemos a su colocación.

La cirugía se realiza en la clínica y bajo anestesia local. Después de la intervención implantológica prescribimos al paciente una medicación antibiótica y antiinflamatoria que es necesaria tomar aproximadamente durante una semana para prevenir la infección y para ayudar a palear los síntomas asociados consecuentes de la cirugía.

Estes tienen que permanecer en el hueso uniéndose a él mediante un proceso de osteointegración, que suele durar entre 3 y 5 meses, aportando estabilidad, eficacia y firmeza a la hora de soportar las cargas masticatorias.

Finalizado el proceso de osteointegración se colocaría un tapón de cicatrización para que la encía vaya cogiendo forma alrededor del implante. Posteriormente se tomarían unas impresiones para hacer las pruebas y los ajustes necesarios antes de la colocación de la pieza.

En situaciones en las que se han perdido varios dientes la rehabilitación se puede hacer por un puente soportado por varios implantes. El proceso es el mismo que en el implante unitario, salvo que en este caso se incluyen las piezas dentarias intermedias, de este modo con dos implantes podemos reponer 3 piezas.

En pacientes edéntulos los implantes pueden resultar de gran ayuda, para una solución con dentadura fija se podrían colocar unos 6 u 8 implantes dependiendo de casa caso repartiendo adecuadamente la fuerza de la masticación.

Otra opción sería colocando 4 implantes y sobre ellos una sobredentadura LOCATOR, aportando seguridad de forma sencilla.

Importancia reponer pieza

IMPORTANCIA DE REPONER LA PIEZA PERDIDA O AUSENTE

Cuando falta una pieza dental se producen muchos cambios en nuestra boca:

- Estética: Ésta se ve alterada pues perdemos simetría en las arcadas dentales, la mejilla y el labio se hunden y los dientes se desvían hacia el lado en el que falta la pieza dental. La sonrisa pierde su armonía y belleza.

- Fonética: La pronunciación de las palabras, que precisan de un apoyo dentario para la lengua, está modificada. Al hablar pueden aparecer silbidos y también escaparse la saliva.

- Dificultad masticatoria: Cuando perdemos un diente, perdemos la función de sus dos dientes antagonistas (los que ‘chocan’ contra él).El paciente, debido a la pérdida de la pieza dental, empieza a masticar por otras zonas de la boca que sobrecargarán su funcionalidad. Esto es debido a que los dientes engranan frente a dos de la arcada contraria.

La digestión puede verse perjudicada ya que los alimentos no se trituran correctamente y el bolo alimenticio no se mezcla con la saliva correctamente.

    - Pérdida de hueso: Debido a la ausencia de la pieza dental, se provoca en el espacio una reabsorción ósea en las piezas dentales adyacentes y en el propio espacio del diente extraído. Es decir, el hueso que sujeta al diente al no estar estimulado ni tener función se atrofia y reabsorbe desapareciendo.

    - Movimientos dentales: Los dientes de alrededor tiendan a ocupar el espacio libre que queda inclinándose hacia este punto. Y la pieza dental que debería contactar con la opuesta ausente se extruye de la mandíbula o el maxilar, ocupando verticalmente el espacio vacío.

La pérdida de piezas dentales con el tiempo resulta un gran problema, que muchas veces el paciente no es plenamente consciente de los cambios que está padeciendo su boca, no sólo sobre la capacidad de masticación o en este mismo diente, sino también en el resto de piezas dentarias, por lo que reponerlos es algo cada vez más importante.

Elevación seno

Elevación de seno:

La elevación del seno maxilar es una técnica quirúrgica que permite el aumento de hueso en la arcada superior con el objetivo de obtener una base ósea adecuada en la que poder colocar implantes en aquellos casos en que la consistencia del hueso no lo permite.

Se añade el hueso sintético mezclado con hueso autólogo entre el suelo del maxilar y la membrana de sinusal que se mueve hacia arriba con el fin de hacer espacio para el hueso que se regenerará y permitirá fijar los implantes de titanio.